FAQ

¿Qué es el Slot?

Slot es una palabra inglesa que significa literalmente “ranura”, y que aplicada a nuestro hobby, hace referencia a la ranura por la cual discurre la guía del coche.
Este término es con el que se denomina comunmente a las carreras de coches eléctricos que circulan por un carril, en vez de usar “Scalextric”, que es una marca comercial sometida a las leyes de propiedad comercial.

¿Por qué un circuito de madera?

La madera, por sus propias características estructurales, ofrece una serie de ventajas frente al plástico que resumimos a continuación:
1- MAYOR AGARRE: la pintura especial con la que pintamos nuestros circuitos dota a la superficie del circuito de un mayor grip o agarre, con lo que podemos utilizar neumáticos normales, sin necesidad de gastarnos dinero en neumáticos especiales de competición, para obtener las mejores prestaciones de nuestros coches. No obstante, la finura de dicha pintura, a base de limaduras de hierro en suspensión, permite derrapar de una forma continua y sin enganches, haciendo la conducción muy realista y más divertida.
2- AUSENCIA TOTAL DE BACHES: así como en las pistas de plástico existen deformaciones en su superficie debido a que son producidas en máquinas de inyección de plástico, la superficie de nuestros circuitos es totalmente plana, lo que permite que el neumático esté en permanente contacto con el circuito, traduciéndose en mayor aceleración y velocidad, a la vez que una mejor capacidad de frenada.
3- CONTINUIDAD ELÉCTRICA: por fin una pista en la que no hay caídas de tensión eléctica en ningún tramo del circuito, por largo que este sea, lo que permite disfrutar de la conducción al 100%.
4- RÁPIDO MONTAJE: nuestro exclusivo sistema de montaje, sencillo pero eficaz y robusto, permite montar un circuito de 2,44 x 1,22 m. en solo 3 minutos!. Un circuito grande de 6 carriles como el Madrid, se monta en 1 hora por 2 personas.
5- MAYOR AMPLITUD: el mayor espacio disponible entre carriles (10 cm.) y para derrapar (10 a 15 cm. según el modelo) permite correr sin colisiones a los coches actuales que cada vez son más anchos y a los nuevos coches de escala 1/28 y 1/24, de rápida implantación en nuestro mercado.
6- MÁS REALISMO: podemos reproducir cualquier trazado real o imaginario, con infinitos radios y ángulos de curvas, con chicanes, badenes, subidas, bajadas, etc. por lo que la variación está servida y el grado de satisfacción al conducir en nuestros circuitos mucho más alto que en una pista plástica.

¿Qué ventajas tiene un chasis de fibra de vidrio (o carbono) frente a uno de plástico?

  1. DURACIÓN ILIMITADA: debido a su composición y a la forma en que se fabrica, la fibra de vidrio (más aún la de carbono) tiene una longevidad de unos 130 años (estimada para un piscina de fibra de vidrio, en contacto permanente con productos químicos como el cloro, etc., y a la intemperie, sol, rayos UVA, etc.), por lo que en un chasis de slot, podemos decir que nos durará toda la vida y lo podremos dejar en herencia a nuestros descendientes. El plástico ya sabemos todos lo frágil que es. O sea, lo contrario a la obsolescencia programada de los chasis de plástico que duran un suspiro o casi.
  2. RESISTENCIA A LA GOLPES: al tener una capa de fibra de vidrio (o de carbono) entrelazada, junto con la sustancia composite que la complementa, consigue tener una excelente resistencia a la torsión y a los golpes (la fibra de carbono es más quebradiza, aunque más resistente).
  3. REPARABLE: mediante cola tipo cianocrilato (cualquier marca tipo Superglue)  y bicarbonato se puede reparar y/o reforzar una pieza. En caso de necesidad, sumergiendo el chasis en disolvente universal durante 24 horas, tendremos el chasis totalmente despiezado y podremos sustituir la pieza rota (servicio de restitución de piezas rotas gratuito, portes no incluidos). Si sumergimos un chasis de plástico en disolvente tendremos una pasta informe y nos quedaremos sin chasis.
  4. PLANITUD DE LOS CHASIS: cortamos las piezas que conforman nuestros chasis mediante una fresadora CNC de última generación. Estas piezas se ensamblan fácilmente y por último se encolan con unas gotas de cianocrilato, consiguiendo chasis planos. Además, una vez seca la cola, podemos desestresar el chasis, o lo que es lo mismo, retorcerlo en todas direcciones consiguiendo que tenga memoria de los movimientos a que le hemos sometido. Os recomendamos ver el video de cómo desestresar un chasis de fibra de vidrio en el apartado Videos.
  5. LIGEROS: estudiamos cuidadosamente nuestros diseños para conseguir chasis lo más ligeros posibles, sin comprometer la resistencia de los mismos, con el fin de conseguir las mejores prestaciones del coche en pista. La fibra de vidrio (y más aún la de carbono) permite hacer piezas de 1 mm. de grosor y aún menos sin que exista peligro de rotura (en un uso normal o de competición).
  6. RESISTENTES A LAS ALTAS TEMPERATURAS: 110 grados centígrados es la temperatura que puede soportar la fibra de vidrio de nuestros chasis sin sufrir deformaciones. Impensable en un chasis de plástico, ya sea de inyección o impreso en impresora 3D.
  7. ADAPTABLES: con nuestro sistema de anclaje del chasis a la carrocería mediante tetones, muchos de nuestros chasis sirven para más de una carrocería, con lo que amortizamos el coste del chasis y de los caros materiales mecánicos que montamos, al poder utilizarlos en varios coches. Esto no ocurre con los chasis de plástico, que sirven exclusivamente para un solo modelo de coche.